Spaccanapoli - Castagnaro Parking

Vai ai contenuti
Transporte en la ciudad

SPACCANAPOLI

El Decumano mayor, corresponde a la actual Via dei Tribunali y es el central de los tres Decumanos. El Decumano superior, hoy tiene el nombre Via Dell'Anticaglia y el Decumano inferior es llamado Spaccanapoli. Este último es el único que a través de los siglos, ha cambiado su estructura original muy poco. El decumano Spaccanapoli, el más cercano al mar de los tres, divide la ciudad en dos partes. A partir de los puntos más altos de Nápoles, Castel Sant 'Elmo o la plaza en frente de la Certosa di San Martino, se puede ver claramente cómo el decumano corta la ciudad, ganándose plenamente el nombre de Spaccanapoli.  
Sobrevivido al paso del tiempo
Originalmente, la carretera conectaba la zona de Piazza San Domenico Maggiore con la de Via Duomo. La expansión de la ciudad en la época romana ha determinado una ampliación de la ruta que ha incorporado la zona de Piazza del Gesù Nuovo también. Desde el año Mil en adelante, a los lados de Spaccanapoli han sido construidos hermosas iglesias y varios edificios de algunas de las familias más poderosas de Nápoles. En 500 el virrey Don Pedro de Toledo hizo alargar el decumano hacia los barrios construidos para albergar a los militares, conocido como los Quartieri spagnoli (el Barrio Español), un laberinto de callejones estrechos, construidos con el fin de formar un tablero de ajedrez para permitir al Ejército ascender inmediatamente a la Piazza del Plebiscito, en caso de necesidad. El apogeo de Spaccanapoli ocurrió durante el Renacimiento, cuando, además de la restauración de iglesias y palacios, se dispuso erigir nuevos edificios sobre las ruinas de las destruidas. De hecho, Spaccanapoli no es una ruta sino un camino que pone en su interior algunas arterias que tienen nombres diferentes.

Gracias a esta división característica que opera en su camino, para todos, napolitanos y extranieros, este conjunto de carreteras se ha convertido en Spaccanapoli, un viaje en el tiempo, ofreciendo al turista la tradición turística de Nápoles del pasado, junto el desarrollo acelerado de la modernidad.
Alrededor Spaccanapoli
Caminar por Spaccanapoli es como caminar mil años de historia en pocos kilómetros, avanzando hacia el futuro, impulsado por el pasado de la ciudad. Spaccanapoli: Un paseo a través de los siglos. En Spaccanapoli se puede ver y visitar muchas iglesias y edificios. Además del impresionante Monasterio de Santa Chiara, que está situado cerca de la Piazza del Gesù Nuovo, en la dirección del distrito Forcella, está la Iglesia de San Francesco delle Monache. Fue construido por Roberto de Anjou para albergar a las monjas de Santa Chiara. La iglesia fue la residencia de la mujer noble Giulia Gonzaga, una de las más fervientes partidarias de la reforma de la Iglesia. Su estructura ha sido totalmente renovada en el estilo completo del siglo XVIII, borrando el diseño original medieval. Desde la entrada, en una carretera muy estrecha, se ha utilizado una perspectiva técnica para darse cuenta de la abertura, de modo que se puede ver la puerta mismo si la entrada está cerrada. Los pilares en piperno que sujetan la puerta se inclinan ligeramente hacia el interior, a fin de permitir la visión de la entrada, incluso con la puerta cerrada. El abandono en que se ha dejado la estructura a permitido a los chacales saquearla durante los años, así de encontrárnosla en la actualidad medio vacía.

Entre las iglesias, los palacios y las voces antiguas
Spaccanapoli, en realidad no existe, por que es el conjunto de los diferentes caminos que convergen en una sola dirección, es el eco de una antigua historia, la memoria de un Nápoles que se muestra sólo en ocasiones, entre la modernidad y la tradición.
Transportado por el parloteo incesante, Spaccanapoli alberga una serie de hermosos palacios, que han visto el crecimiento de las generaciones de la nobleza. Uno de ellos es el Palacio Flaminio, en el que en 1946 Benedetto Croce adibisce una habitación para el Instituto Italiano de los Estudios Históricos, que él fundó. Se puede concluir el paseo en  Piazzetta Nilo, una plaza que tiene este nombre hace dos mil años, desde los alejandrinos fundaron su asentamiento aquí. En el centro de la plaza se representa al dios del Nilo. Esta estatua ha permanecido en el mismo lugar, desde su instalación, además de unos pocos años de la década de 1400 en la que misteriosamente desapareció para reaparecer tan misteriosamente en 1476. Uno de los más bellos y imperdibles lugares que Spaccanapoli nos lleva es San Gregorio Armeno, donde se encuentra el mercado tradicional de los pastores.


Torna ai contenuti